jueves, 7 de enero de 2010

CUANDO UN MAIL CAMBIA EL CURSO DE NUESTRAS VIDAS

Quizá debamos aprender a dejarnos llevar
para llegar a soprendernos,
con el paso de los días,
de lo sorprendente que es la vida!